J. J. Hurtak la academia para la ciencia futura




старонка9/39
Дата канвертавання24.04.2016
Памер2.63 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   39

LÁMINA 7. La Transfiguración por medio de las Comunidades Espirituales de Luz en la Era del Espíritu Santo.



1-1-5
LA CLAVE PARA LA VIDA ES EL VEHÍCULO QUE ES LA FAMILIA

EN SU FUNCIÓN BÁSICA DE LA ZONA DE VIDA-LUZ. LA FAMILIA,

DENTRO DE TODOS LOS CAMPOS DE EVOLUCIÓN, PUEDE

PARTICIPAR EN "LA CASA DE MUCHAS MORADAS".


1 He aquí, ustedes son las ovejas del Padre y son contados entre los que el Padre ha dado a cada Hijo de Dios, a cada Hijo Morada de Luz. La clave quince habla de la familia mayor de la creación, la cual está ya en la Casa de Muchas Moradas.

2 La familia humana está limitada y no puede participar en las nueve zonas tiempo, cada una de las cuales contiene ocho moradas de la Senda Infinita. La familia humana puede participar solamente en los siete mundos morada finitos de Luz, hasta que esté dispuesta a usar su foco familiar de amor y luz como un peldaño básico de cristal dentro de su zona de Vida-Luz.

3 Cuando Enoc explicó esto, me llevó a través de las muchas dimen­siones de creación y me mostró inteligencias de otros planetas y campos, en donde no hay insectos en el aire cosechando el fruto maduro de la vid.

4 Me mostró una familia comiendo maná, el alimento de Luz, resplandeciendo dentro del hogar;

5 me mostró la familia reunida en oración y alabanza, en matri­monio.

6 Me mostró todas las etapas básicas para enfatizar que ésta era la unidad central que Dios Padre ha escogido y que cuando los universos terrestres violan el modelo del Padre, la Madre, el Hijo, la Hija - los equilibrios de los Diez Mandamientos - ellos no pueden sentarse a la mesa de Luz, sino que deben devorarse a ellos mismos.

7 Me señaló muchas escrituras, una de ellas, las escrituras sagradas de la Iglesia de Moroni o Mormón.

8 Explicó que las verdaderas escrituras de la Iglesia de Moroni contienen las claves para preparar a la estructura familiar para servir al Oficio de Luz y para entrar a la familia celestial de Dios.

9 También explicó que la Iglesia de los Santos de los últimos Días era la tribu viviente de José y que así como José reunió a sus hermanos en Egipto, la tribu de José reunirá aún a los dispersos de la Raza de Cristo, para ser alimentados, vestidos y preparados para el reinado de Luz de Melquizedec sobre el planeta.

10 Y entendí lo que estaba escrito en el Libro de Moisés, Capítulo 6 : 27-­34: "Y oyó una voz del cielo que decía: Enoc, Hijo mío, profetiza a este pueblo y diles: Arrepentíos, porque así dice el Señor: Estoy enojado con este pueblo, y mi cólera ardiente está encendida en contra de ellos; porque se han endurecido sus corazones, y se han ensordecido sus oídos, y sus ojos no pueden ver lejos";

11 "Y durante estas muchas generaciones, desde el día que los crié, se han desviado, y me han negado, y han buscado sus propios consejos en las tinieblas; y en sus propias abomi­naciones han ideado el asesinato, y no han guardado los mandamientos que yo di a su Padre Adán".

12 "Por Consiguiente, se han juramentado, y por sus propios juramentos han traído la muerte sobre sí mismos; y he preparado un infierno para ellos, si no se arrepienten";

13 "y éste es un decreto que por mi propia boca he expedido desde el principio del mundo, desde su fundación; y lo he decretado por las bocas de mis siervos, los padres de ustedes, aún como ha de salir al mundo, hasta los extremos de él".

14 "Y cuando Enoc hubo oído éstas palabras, se humilló a tierra ante el Señor, Adonai, y habló ante el Señor, Adonai, diciendo: ¿Por qué es que he hallado favor a tu vista, si no soy más que un mozuelo; y todo el pueblo me desprecia, por ser lento de habla; por ese motivo soy tu siervo?"

15 "Y el Señor dijo a Enoc: Vé y haz lo que te he mandado, y ningún hombre te aguijoneará. Abre tu boca y será henchida, y te daré palabras",

16 "porque toda carne está en mis manos, y haré conforme bien me plazca".

17 "Di a este pueblo: Elegid este día para servir a Dios el Señor, quien os hizo".

18 "He aquí, mi Espíritu reposa sobre ti, por consiguiente, justificaré todas tus palabras; las montañas huirán de tu presencia, y los ríos se desviarán de su cauce; y tú permanecerás en mí, y yo en ti; por tanto, anda conmigo".

19 Enoc me dijo que la unidad familiar será activada por el Espíritu Santo y preparada para caminar Mano con Mano con el Espíritu Santo y con los Señores de Luz.

20 Me dijo que este rollo, el Libro de Moisés, ha sido dado para preparar a las familias de los fieles para el gran vertimiento de dones proféticos, especialmente el ministerio de los niños, quienes se convertirán en la tercera parte de la Trinidad, entre la Madre y el Padre, dispensando gran poder al final del tiempo.

21 Esto sucederá a fin de bautizar a la Tierra con la gran sabiduría de los muchos mundos morada y a fin de advertir en contra de los precep­tores que niegan el ministerio de los niños.

22 El ministerio de los niños revelará los portentos en los cielos y en la Tierra y vencerá los poderes falsos de la gente de las religiones que niegan "la profecía continua". Porque se nos ha dicho por el Maestro Ascendido Joel: "Y después de esto tiene que ocurrir que derramaré mi espíritu sobre toda clase de carne y sus hijos y sus hijas ciertamente profetizarán. En cuanto a sus ancianos, sueños soñarán. En cuanto a sus jóvenes, visiones verán. Y aún sobre los siervos y sobre las siervas derramaré en aquellos días mi espíritu".

23 Y los niños como parte del sacerdocio interno de Luz, la familia de José, prepararán a los fieles para convertirse en una unidad orgánica de Luz. Por esto, el niño es una función básica de todas las inteligencias físicas que entran al Pacto de Luz.

24 Los ángeles caídos no pueden casarse porque han violado los códigos matrimoniales al impregnar sus simientes con los Nefilim y los Serafim caídos.

25 Ellos han abusado de las creaciones físicas y por lo tanto, descienden desde los niveles superiores de inteligencia a los inferiores, donde es más fácil adquirir cuerpos, adquirir cortezas bioquímicas.

26 Ya que no pueden tener sus propios cuerpos o sus propios hijos e hijas de Luz capturan y toman cuerpos químicos de niveles inferiores de creación, que no existen realmente dentro de su propia conciencia individual, salvo dentro de la conciencia de la Inteligencia Superior.

27 Y donde la inteligencia corporal no cree en el poder del Dios Viviente, tiene frecuencias desprotegidas que son propensas a ser interferidas y usadas por cualquier inteligencia que ande sobre la faz de la Tierra.

28 Al hombre justo en el proceso de remodelación de estos desequilibrios, se le ordena formar una familia, a la familia una comunidad, a la comunidad un pueblo, al pueblo la orden de Luz.

29 Es así que, la clave quince habla acerca de la familia de Zión* la conciencia de Luz a través de la cual la ionización Lumínica de Ze puede ir y venir en un relámpago de luz y transformar a la familia a su hogar celestial.

30 La conciencia superior puede entrar y salir con corpúsculos cuanta mecánicos de Luz. Esta Luz puede ser impregnada en la simiente de una criatura al nacer. La conciencia superior puede impregnar a una mujer cuando está concibiendo un Hombre de Dios, quien es ungido para servir al Señor. En ese tiempo de concepción mutua, el Espíritu de Luz pasa sobre las aguas químicas y bautiza a la célula en el Nombre del Padre.

31 Dice que ésta es una función bendita, si se ve descender la paloma sobre la cabeza.

32 Si en el Nombre del Padre, desciende la paloma, entonces se usarán los poderes del niño y esa casa será bendecida por Dios.

33 Enoc me dijo que los niños nacidos de padres sumamente espi­rituales no vendrían al mundo bajo las influencias del antiguo Zodíaco - el ciclo Mazzaroth, sino que nacerían con liberación kármica, sabiendo que tienen comunicación directa con el Reino del Padre. Estos niños encar­narán con un propósito específico para servir a la simiente remanente del mundo y para prepararla con grandes poderes de fusión espiritual, que se derramarán de sus "super­mentes".

34 Por eso tenemos universos Hijo, porque donde no existe el semblante y la sabiduría del Hijo reinando en el Nombre del Padre ahí surgen mutaciones entre las especies, dando lugar a formas físicas grotescas. Por esto es que las formas grotescas de creación que el hombre ve en algunas naves espaciales tienen formas gargólicas de apariencia espantosa, las cuales reflejan inteligencias que viven donde no hay sistemas Hijo de Luz. Comparados con el Olam Atziluth, viven en universos de tinieblas o en ambientes de metano o de amoníaco líquido, los cuales requieren de dife­rentes formas de respiración y de ver portales

35 No pueden tener la química del Adam Kadmon, la cual es adaptable a todos los hijos; ellos pueden adaptarse solamente a ciertas condiciones químicas prescritas; es por esto que no pueden tener el poder humano de la Shekinah o los equilibrios de la Luz.

36 Y por eso, cuando los seres grotescos, que no tienen el Amor del Padre, arriban a un planeta que no puede soportar su forma de energía, resultan ser destructivos para todas las familias y para todas las naciones del planeta. Por esta razón, se le da a la simiente Adámica el código de "Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai ´Tsebayoth": Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de las Huestes, para usarlo como una protección de Luz alrededor de la familia, en contra de los poderes no identificados con el Padre.

37 La familia es pues, la familia del cuerpo Shekinah que se conecta con el cuerpo del Hijo de Luz-Vida y con el Trono de Vida-Luz del Padre. La familia, en su más baja unidad, es el cuerpo interno del varón, la matriz de la mujer y el cristal simiente, unificados todos en la impregnación del mundo de química con el mundo de las ideas, santificados por la Voluntad del Padre.

38 La realidad física exterior es el hombre, la mujer y el niño de este planeta; pero sin la unificación y la santificación del Séptimo Rayo de Luz, la familia del Amor sería desatendida a causa de las predilec­ciones de la carne.

39 En otros planetas, tres hermanos de Luz y tres hermanas de Luz se unen en tres Señores de Luz; en otras dimensiones estelares de conciencia, es la unificación de las Hermandades de la Luz mediante tres Señores específicos de Luz que actúan como uno. Entonces, pueden participar simultáneamente en la Casa de las Muchas Moradas y en todas las moradas de su universo local.

40 Enoc me dijo que donde estén reunidos diez seres fieles, sus energías unificadas de Luz crean el vehículo Merkabah, el cual llama a su presencia dos guías espirituales. Los dos guías espirituales llevan a la unidad familiar colectivamente al siguiente nivel de inteligencia donde son instruidos para servir a la jerarquía de la Hermandad de Luz.

41 De este modo, ahí se reúnen dos Maestros de Luz que se unen con tu familia de diez para formar el vehículo orgánico de Vida. Estos Maestros que sirven al Oficio del Cristo serán el liderazgo de cada familia santificada en la visión de compartir su unidad familiar en nuevos mundos de creación.

42 Por lo tanto, damos cumpli­miento al Libro de Moisés, (Capítulo 6:57-68): "Enséñalo, pues, a tus hijos; que todos los hombres, en todas partes, deben arrepentirse, o de ninguna manera heredarán el reino de Dios, porque allí no puede morar ninguna cosa inmunda, ni en su presencia; porque en el lenguaje de Adán, (el lenguaje de Luz)",

43 "su nombre es Varón de Santidad, y el nombre de su Unigénito es el Hito del Hombre, aún Jesucristo, un juez justo que vendrá en el meridiano de tiempo".

44 "Por tanto, te doy el mandamiento de enseñar estas cosas sin reserva a tus hijos, diciendo":

45 "Por causa de la transgresión viene la caída, la cual trae la muerte; como habéis nacido en el mundo del agua, de la sangre y del Espíritu, que yo he hecho, convirtiéndote así, del polvo, habéis llegado a ser alma viviente, aun así tendréis que nacer otra vez en el reino de los cielos, del agua y del Espíritu",

46 “y ser purificados por sangre, aun la sangre de mi Unigénito; para que seáis santificados de todo pecado y gocéis de las palabras de vida eterna en este mundo, y de vida eterna en el mundo venidero, aún gloria inmortal";

47 "porque con el agua guardáis el mandamiento; por el Espíritu sois justificados, y por la sangre sois santificados';

48 "por consiguiente, se da para que permanezca en vosotros; el testi­monio del cielo; el Consolador; las cosas pacíficas de la gloria inmortal; la verdad de todas las cosas; lo que vivifica todas las cosas; lo que da vida a todas las cosas; lo que conoce todas las cosas y tiene todo poder, de acuerdo con la sabiduría, la miseri­cordia, la verdad, la justicia y el juicio".

49 "Y, he aquí, ahora, te digo: Este es el plan de salvación para todos los hombres, mediante la sangre de mi Unigénito, quien vendrá en el meridiano de tiempo".

50 "He aquí, todas las cosas tienen su semejanza, y se han creado y hecho todas las cosas para que den testimonio de mí; tanto las cosas que son temporales, como las cosas que son espirituales;

51 "cosas que están arriba en los cielos y cosas que están sobre la Tierra, cosas que están en la Tierra y cosas que están debajo de la Tierra, tanto por encima como por debajo; todas las cosas dan testimonio de mí".

52 "Y cuando el Señor hubo hablado con Adán, nuestro padre, sucedió que Adán clamó al Señor, y lo arrebató el Espíritu del Señor, y fue llevado al agua, y sumergido en el agua, y sacado del agua".

53 "Y de esta manera fue bautizado y el Espíritu de Dios descendió sobre él y, así, nació del Espíritu y se vivificó en el hombre que era por dentro".

54 "Y oyó una voz del cielo que decía: Estás bautizado con fuego y con Espíritu Santo (Shekinah). Este es el testimonio del Padre y del Hijo, desde ahora y para siempre;

55 "y tú eres según la orden de aquel que fue sin principio de días o fin de años, de eternidad en eternidad - (Oilám, Oilám)".

56 "He aquí, tú eres uno en mí, un hijo de Dios; y así todos pueden llegar a ser mis hijos. Amén".

57 Y el Salvador, asignado por el Padre, con los Señores de Luz reunirá su Morada de Zión desde los cuatro puntos cardinales de la Tierra; y él cumplirá el Mitsvahs 'Esh - el Pacto de Luz.

58 Bendita es toda morada en la Vida-Luz de Dios, porque los mensajeros de Luz pasarán sobre los dinteles de las puertas y llevarán a los fieles a la Zión Celestial. Los dinteles serán entonces sacudidos con Luz y los altares de los señores falsos temblarán y caerán a la Tierra.

59 Sepan entonces, que todo lo que la familia de Dios Padre está destinada a hacer, no podría ser expresado en todos los pergaminos de este mundo, porque sus acciones están destinadas para ser transcritas en los muchos mundos de los cielos.




1-1-6
EL "PUEBLO DE DIOS" SOBREVIVE COLECTIVAMENTE COMO UN

CAMPO DE INTELIGENCIA EN LA RESTAURACIÓN DE LOS

UNIVERSOS COMO "LA GRAN HERMANDAD BLANCA".
1 La clave enfatiza las palabras 'El pueblo de Dios sobrevive colecti­vamente'; el Pueblo de Dios restaura los universos; el Pueblo de Dios es conocido como la Gran Hermandad Blanca.

2 ¿Qué significa esto? Significa que el niño de Dios no sobrevive independientemente de la familia espiritual. La familia espiritual no es de una dimensión solamente, sino que incluye muchos rostros espirituales, muchas inteligencias y muchas conciencias espirituales, que traen colectivamente el mensaje del Padre de vida eterna a los muchos universos de nueva creación. Este mismísimo mensaje de resurrección a la vida eterna es traído a la creación física por la manifestación real de Cuerpos Lumínicos que operan más allá del Alfa-Omega en la restauración de los universos.

3 Todo esto es visto como la supervivencia y restauración colec­tivas del universo humano unido al universo local mayor.

4 La imagen de Luz que Enoc me dio muestra cómo se reúne la luz de niveles inferiores de relatividad fortuita y se purifica a través de los niveles intermedios de relatividad colectiva hacia la Luz Viviente.

5 Ya que Enoc explicó que, en los mundos inferiores, un nivel de relatividad es tan válido como otro en lo fortuito de la creación. Entre más progresamos, en el orden de evolución, mayor es la responsa­bilidad de unir un nivel de relatividad fortuita con otro, para finalmente crear combinaciones perfectas de relatividad colectiva.

6 El umbral inferior del cubo de energía está ocupado por el plasma de vida o simplemente es una de las capas envoltura del flujo de energía cuando desciende de la Luz de los Elohim. Viene en la membrana de codificación, la imagen y semejanza necesarias para duplicar la membrana original; al renovarse a sí misma en la supervivencia de la especie.

7 El primer umbral evolutivo, en el "ascenso vertical" emprendido por el Niño de Dios, está en el cruce de muchos campos fortuitos de relatividad más y menos hacia las columnas mayores de Luz. Dentro de la relatividad fortuita en nuestro espectro electromagnético, encuentras las columnas lumínicas internas y los núcleos lumínicos que son vibraciones Estas vibraciones musicales de luz pueden ser armonizadas con la "purificación de Luz", para que tu membrana sea equilibrada y perfeccionada al ir avanzando en la evolución del alma.

8 Por lo tanto, las radiaciones hacia niveles intermedios de relatividad colectiva son avanzadas por columnas de Luz a un cúmulo globular brillante de campos energéticos Lumínicos purificantes que perfeccionan a la creación, habi­litándote para convertirte en la Luz Viviente.

9 Y cuando tu, como Niños de Dios, evoluciones a través de la muerte y el renacimiento, experimen­tarás campos energéticos esféricos que la muerte no ha tocado en lo absoluto. Primero verás todos los campos energéticos más y menos uniéndose aleatoriamente en los umbrales inferiores de inteligencia.

10 Entonces pasas por una purifi­cación cristalina a través de una serie de Ojos de Horus interconectantes que remodelan la creación fortuita hacia una perfección cristalina mayor. Ahí recibes y exhibes la Luz como una creación Melquizedeciana.

11 En el nivel de perfección más alto está el Ojo del Eterno, como una manifestación del Ojo del Padre. Este Ojo Eterno contiene toda la omnipo­tencia y omnipresencia que gobierna a todos los gobernantes de los eones que llegan a estar entre los Ojos de Horus.

12 Así que, para cuando abandones tu cubo de energía tridi­mensional en el que vives en esta forma humana espacial, eres capaz de abandonar un cuerpo común de electromagnetismo en el que has participado y podrás trabajar con los múltiplos de luz del universo Eka más grande. Este universo Eka más grande se compone de diversos patrones cromáticos, membránicos y biológicos que finalmente han de ser reprocesados a través del Ojo del Eterno.

13 Enoc explicó que la Gran Hermandad Blanca es el vehículo Lumínico que existe entre universos Eka. Es la inteligencia de Luz que trabaja para restaurar todos los espectros de color limitado y los de radiación membránica para que las formas inferiores de inteligencia, al ser liberadas de la limitación puedan participar de los abundantes patrones creativos de la Senda Infinita.

14 Existen siete colores básicos para cada chakra de la inteligencia humana. Estos pueden ser coordinados por la Gran Hermandad Blanca para fusionarse con miríadas de colores con el fin de ayudar al cuerpo en el desarrollo espiritual. Por ejemplo, el color “lavanda rojiza" es usado como una fuerza sustentadora de la paciencia que prepara los ojos para ver las etapas de la educación espiritual iluminada.

15 Esta educación del alma se lleva a cabo a través de campos energéticos, establecidos por colores y separados por colores umbrálicos de iluminación, para cada fase de evolución.

16 A partir de una sucesión continua de colores, con todos sus grados intermedios, surge un "Manto de color" de las setenta y dos emana­ciones de los Nombres divinos, el derek ha-shemoth, como la quinta esencia de la "gracia divina" otorgada al reino humano.

17 La Gran Hermandad Blanca es la Jerarquía de poder que tiene, como parte de su autoridad, la codificación cromática de los cielos inferiores. Usa estas radiaciones cromáticas para evolucionar la membrana viviente hasta el punto donde la Luz Viviente puede establecerse en el plano físico, hacer el trabajo requerido en la forma y regresar nuevamente a la Luz Divina.

18 Por lo tanto, la Gran hermandad Blanca es enviada a trabajar con toda la gente, como la dimensión del Esplendor Zohar y la dimensión de la Luz Crística, que une a todas las formas energéticas de vehículos internos. La regénesis de todos los colores, dentro del espectro humano encauzados nueva­mente hacia la Luz Blanca, permite a los vehículos internos avanzar desde la corteza bioquímica a medida que el meridiano de tiempo cambia.

19 En ese tiempo se cambia la relatividad de la creación humana directamente por el Sumo Comando la giran Hermandad Blanca.

20 Enoc explicó también cómo gobierna la Gran Hermandad Blanca al Pueblo de Dios en las doce distorsiones Lumínicas de tiempo que permiten a los campos magnéticos de los meridianos de la Tierra ser activados para que operen en una dimensión superior de Luz.

21 Ellos activan el espectro magnético y los campos electromag­néticos de la Tierra para operar en fase paralela. Activan la luz en un sistema solar determinado para entrar a un movimiento dimensional superior de luz por medio de alineamientos de campo cristalino.

22 El nuevo campo cristalino se establece a través de códigos de luz sobre vórtices, para que cuando la pirámide Merkabah de Luz descienda sobre la pirámide energética geofísica, las dos pirámides formen un corredor cristalino.

23 Por lo tanto, la simiente remanente que aún esté en la carne física, aún en cuerpos en estado de muerte de la carne física cuyos códigos sanguíneos cristalinos y códigos icor* hayan sido activados previamente, podrán ser resucitados en nuevos cuerpos de Luz.

24 Dentro de las armónicas lumínicas, la simiente remanente es preparada para experimentar el cambio de los patrones Magnéticos de encarnación y recreación.

25 Estas armónicas de luz hacen accesibles las energías del tercer ojo y los retículos chakra de energía dentro del cuerpo, para que la simiente remanente pueda participar simultánea­mente con los retículos magnéticos de toda la Tierra, a medida que somos reunidos en los retículos magnéticos para la liberación.

26 Esta graduación de la especie de la Tierra hacia otros niveles de creación estelar es la consecuencia de los cambios que han ocurrido en niveles superiores a través de todo el universo. Los reinos de inteligencia superior que han fallado en los mundos que han creado son regre­sados a creaciones de mundos de polvo, para que sean los ocupantes del espacio dejado vacante por los planetas que son avanzados a nuevos umbrales de creación.

27 No obstante, a los retículos Magnéticos de los planetas no se les permite cambiar por completo hasta que los que han de continuar a otros sistemas planetarios y a otros mundos de creación, a través de sus respectivos vehículos de Luz son elevados. Por lo tanto, la Gran Hermandad Blanca debe activar los campos de cristal de la Tierra y sin embargo mantener las armónicas de la creación de la Tierra, hasta que los que irán a otros planetas sean llevados al espacio, desde las doce zonas geofísicas de distorsión de tiempo en la Tierra, en los vehículos de Luz Merkabah. Después de que esto se lleve a cabo, la unión de la Merkabah a las armónicas Magnéticas de la Tierra permitirá a la mayoría de la creación física girar en espiral directamente con la Tierra a otra frecuencia orbital.

28 A menos que este cambio de evolución suceda dentro de los retículos Magnéticos, la conciencia simplemente reencarna otra vez en la misma estación planetaria de vida y en la misma corteza química como la que tuvo previamente. Si esta graduación no se llevara a cabo, la conciencia continuaría simplemente en el patrón de duplicación más compatible con las formas-pensamiento que si son las mismas, adquirirán el mismo tipo de vehículo corporal para continuar esa asignación.

29 La Gran Hermandad Blanca es el nivel de inteligencia que tiene la habilidad de gobernar los campos energéticos superiores y la habilidad de gobernar los factores más y menos que se repiten en el crecimiento membránico.

30 En todo esto tienen la capacidad de ser enviados desde la región de los luminares superiores para funcionar como Grandes Instructores en los mundos de los luminares inferiores.

31 De este modo, la Gran Hermandad Blanca es capaz de usar su cuerpo de energía como un sistema estelar blanco-azul sobre un sistema solar blanco-amarillo. Ellos energizan el cuerpo del Hombre para brillar como la carne de Orión, por medio de los códigos energéticos de resurrección. Uno de estos códigos por ejemplo, es: r psd hat f m sah m ht Nwt - el cual permite al polvo vestir el manto exterior de Luz.

32 La tecnología de formas-­pensamiento de la Gran Hermandad Blanca de Orión es necesaria para sacar a la evolución de sus codifica­ciones umbrálicas energéticas, para que la muerte planetaria sea tragada por la Luz. La muerte misma es tragada por el Pueblo de Cristo, el Pueblo de la Gran Hermandad Blanca, que son el pueblo de la simiente galáctica superior que trabaja con todos los reinos de materia para la gloria del Padre.

33 Esta es la razón por la que YHVH ha codificado al Pueblo de Luz en todas las membranas vibra­torias y en todas las membranas de conciencia, no sea que el Pueblo de Israel sea neutralizado por una religión o la gloria de un Hijo. Son instruidos para trabajar con los muchos Hijos del Dios Viviente.

34 Pero el Pueblo de Dios es el verdadero Israel, la verdadera conciencia de Luz, por virtud de su comprensión de la Torah Or, la Verdad cuando es presentada correc­tamente por un Preceptor de Luz al vehículo interno del Hombre por medio de conocimiento que lleva los códigos energéticos de Luz apropiados.

35 En ese tiempo, la Palabra de Dios trae la victoria sobre la identidad de la carne por medio de la fe en el YO SOY del Padre.

36 La progresión de la fe en el YO SOY del Padre, para ver el YO SOY EL QUE SOY cara a cara, es la esencia de nuestra experiencia anímica en esta incorporación de Luz.

37 Sin embargo, primero el Cuerpo Gematria de Luz debe comprender la Torah Or, la palabra de YHVH y llevarla al corazón del cuerpo interno. Esto permite que el cuerpo interno se eleve a la gloria del universo Padre, más allá de la identidad singular y que no permanezca como un esclavo o un siervo de la forma corporal o del Maestro que evita que el iniciado prosiga.

38 El cuerpo colectivo del verdadero "Pueblo de Dios" no es esclavo de nadie, sino siervo de todos, excepto de la descendencia de los Nefilim caídos. Estas energías mentales caídas han neutralizado ciertas mutaciones genéticas, ciertos espacios de vida, ciertos índices raciales, ciertas enseñanzas de sabiduría de adaptación de la conciencia dentro de la historia del planeta. Por esto, sin el "acto de Luz el hombre devora al hombre, la raza devora a la raza.

39 Las naciones de la Tierra que niegan el paso de la luz a lo largo del Alfa-Omega de la creación, niegan a la Merkabah, niegan a los Profetas de Israel y no muestran la humildad necesaria para entrar al Cuerpo mayor de Luz. Éstas no son las almas que entrarán a la Gran Hermandad Blanca.

40 Debemos entender que nuestro campo de energía está elevándose desde el cuerpo de la serpiente galáctica de espacio y tiempo. Debemos entender cómo el Señor Miguel combatirá contra las incorporaciones caídas de luz de la serpiente galáctica alfa Draconis. La serpiente representa el antiuniverso devorador que mantiene a los planisferios aprisionados en una estación fija u órbita de circumpolaridad que requiere la "espada de poder Lumínico" de constelaciones como Orión, para intervenir y liberar las formas de evolución espacio-temporal de la "muerte lineal".

41 En eones anteriores, los Señores de Luz transmitieron nuestros cristales simiente de luz, cuando vinieron a desarrollar la vida en la galaxia por medio de códigos mnésicos que entonces fueron registrados dentro de las pirámides hace siete, doce, y treinta y seis eones, en y eras pasadas.

42 Todos estos programas de campos estelares previos serán atraídos a los códigos de luz, de modo que todos los que estuvieron encerrados en el espacio, en eras anteriores, serán juzgados en términos de la manera en que usaron su potencial anímico. Además, los que están en esclavitud tridimen­sional, por ser víctimas de los cambios electromagnéticos anteriores y de las estructuras de los códigos raciales, se graduarán de la imagen del Dragón, la simiente devoradora, si son infundidos con la Luz Viviente del Cristo.

43 La transformación de la especie ocurre por medio de la infusión de cristales lumínicos que genera un campo de Luz alrededor del cuerpo y una alimentación de Luz al cuerpo para la siguiente etapa de creación.

44 La Gran Hermandad Blanca toma entonces la membrana de la conciencia y la lleva a la siguiente etapa dentro del universo Shekinah de Luz que está en coordinación con el universo Padre y el universo Hijo. Los universos Padre e Hijo se unen con la trinidad de la materia, por medio de la Gran Hermandad Blanca, renovando las energías del universo físico. El Hombre, en ese tiempo, se dará cuenta de que ha estado apartado del milenio de otras mil órdenes universales por haberse olvidado de los otros mundos de Luz.

45 Por último, la Gran Hermandad Blanca saca la Luz de los justos de las zonas de destrucción porque las Hermandades son los receptores de la Luz, por medio de la cual purifican civilizaciones y llevan su Luz al Tesoro de Luz.

46 El Pueblo de Dios ha pedido ahora a los universos Padre, Hijo y Shekinah restaurar el equilibrio perfecto. Cuando los universos de Luz Padre, Hijo y Shekinah puedan equilibrar una zona tiempo de conciencia, los cuerpos de materia­-energía de cada célula tiempo pueden adquirir la libertad de conciencia y la calificación para trabajar dentro de la Gran Hermandad Blanca.

47 Cuando esto sucede, una especie se convierte en una creación superespecie que puede circunnavegar libremente entre sistemas estelares y no estar encerrada en un tiempo-espacio de conciencia determinado.

48 Los universos estelares caídos están separados del tiempo-espacio de conciencia, porque los factores energéticos cristalinos se encuentran en los vectores incorrectos, en las entradas genéticas incorrectas, en los vehículos incorrectos de experiencia de sabiduría.

49 Cuando se saca a la simiente remanente de la forma genética limitada y se le permite reconstruirse en la imagen y semejanza superiores, la creación entiende por qué la pirámide es el bloque edificante central de la vida que une los universos Shekinah a los universos Padre a través de la Merkabah de Luz. Porque en ese tiempo, la simiente remanente experimentará la Pirámide Cósmica Eterna de Luz como el Trono del Padre que da a todas las imágenes y semejanzas la plenitud de los Diez Mandamientos, que son las diez funciones pirami­dales que conectan la evolución de nuestro YO SOY al "YO SOY EL QUE SOY" viviente.

50 Pueblo de Zión, tomen sus cuerpos internos de luz y únanse en la Luz Zohar en comunión con los Señores de Luz, la Gran Hermandad Blanca.

51 Porque la Gran Hermandad Blanca es la que purifica la Luz.

52 ¡Séllate con esta Luz!





1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   39


База данных защищена авторским правом ©shkola.of.by 2016
звярнуцца да адміністрацыі

    Галоўная старонка