República de Colombia




старонка3/3
Дата канвертавання24.04.2016
Памер150.13 Kb.
1   2   3

IV. SENTENCIA SUSTITUTIVA
1. Es procedente examinar el fondo del tema controvertido, en el ámbito de la competencia que en segunda instancia establece el artículo 357 del Código de Procedimiento Civil, al verificar que concurren los presupuestos procesales de rigor y que no se advierte irregularidad que pueda invalidar lo actuado.
2. Con el propósito de precisar los aspectos que demarcan el litigio, la Sala se remite a los antecedentes reproducidos en la parte inicial de este fallo, y en punto de la problemática relacionada con la alzada promovida por el demandado, se aprecia que en la respectiva sustentación, esencialmente involucró su inconformidad con lo decidido sobre la defensa por él planteada denominada «origen contractual de la posesión ostentada por el demandado» y en su desarrollo le recrimina al a-quo la falta de valoración adecuada de los medios de convicción legal y oportunamente incorporados, concluyendo que tales probanzas informan sobre las circunstancias que identifican la «posesión» que ostenta (c.7, fls.10-22).
Por su parte, el juzgador consideró que el citado medio enervante no podía prosperar, porque a pesar de que el aludido poder de hecho tuviera origen negocial, el acuerdo entre LH……… y NG……………, «no fue celebrado con el propietario, sino entre el demandante en reconvención y un tercero (…) [y] adicionalmente porque a través del mismo, tampoco reza que se le haya entregado la posesión del inmueble».
3. Tal como se dilucidó al estudiar el primero de los cargos en que se apoyó la demanda de casación, es evidente que se demostraron válidamente los supuestos fácticos que imponían acoger la reseñada excepción, puesto que la propia actora aceptó y reconoció de manera expresa en documento de «11 de noviembre de 2000», que el demandado es «poseedor desde septiembre de 1996» y que «nos encontramos en trámite de escrituración a su nombre (…) [e]scritura de venta que no se había protocoliza[do] por encontrarse dicho inmueble embargado».
Así mismo, con la confesión ficta o presunta que operó frente a la accionante, la que no fue desvirtuada, se acreditó que la «posesión» del convocado al proceso está relacionada con la transmisión de derechos que a él le hiciera «…. LEHP…………………………», con quien la sociedad demandante había celebrado varios negocios, entre ellos, la «promesa de venta» del aludido bien raíz, y aunque en las probanzas alusivas a tal convenio no aparece que la entrega efectuada a aquel comprendía la «posesión», esta situación se consolidó con posterioridad, según se desprende de la manifestación que hiciera el liquidador de la nombrada persona jurídica, en el plurimencionado instrumento privado de «11 de noviembre de 2000».
4. Lo esbozado permite deducir, que ninguna duda subsiste acerca de la existencia de una «relación contractual» que ata las partes del litigio, la cual justifica la «posesión del demandado», circunstancia esta que conforme al criterio jurisprudencial, tiene la potencialidad jurídica de truncar la pretensión reivindicatoria, toda vez que aquel no detenta el bien en contra la voluntad de su dueña, sino con su pleno consentimiento, pues no otra hipótesis puede concebirse en el plano jurídico de las manifestaciones del representante legal de la propietaria del inmueble, máxime cuando lo que ha informado es sobre las gestiones para el cumplimiento de la solemnidad del contrato prometido.
5. En virtud de lo analizado, deberá acogerse el citado medio exceptivo; en consecuencia, se revocará la decisión del a-quo que despachó favorablemente la reivindicación, y en virtud de lo cual ordenó la restitución del apartamento, al igual que lo atinente a la «condena en costas» al demandado.
Con fundamento en el artículo 392 del Código de Procedimiento Civil, modificado parcialmente por el 19 de la Ley 1395 de 2010, para resolver lo relativo a las «costas procesales», se tomarán en cuenta los siguientes lineamientos: (i) No se impondrá condena por dicho concepto en lo que concierne a la primera instancia, dado que aunque el accionado triunfa respecto de la «demanda inicial», resultó vencido en la de reconvención; (ii) en el trámite de la alzada, al prosperar el recurso de apelación frente a la «demanda principal», se ordenará a la actora que proceda a la cancelación de las mismas al convocado NJGC………………………….., y (iii) debido al éxito de la acusación extraordinaria, al tenor del último inciso del precepto 375 ibídem, no es procedente la imposición del pago de aquellas expensas.
V. DECISIÓN
En mérito de lo expuesto, la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CASA la sentencia de 26 de marzo de 2012 proferida por la Sala Civil de Descongestión del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, dentro del proceso ordinario reseñado en el encabezamiento.

Actuando en sede de segunda instancia,


RESUELVE:

Primero: Modificar el fallo del Juzgado 3º Civil del Circuito de Descongestión de Bogotá D.C., de la siguiente manera:
a). En cuanto al punto primero, en el sentido de declarar probada la excepción de mérito denominada «origen contractual de la posesión ostentada por el demandado».
b). Revocar los numerales segundo y tercero, y en su reemplazo, se deniegan las pretensiones de la acción reivindicatoria impetrada.
c). Así mismo se revoca el punto sexto, y en su lugar no se impone «condena en costas en la primera instancia» a ninguna de las partes.
Segundo: Los demás pronunciamientos contenidos en el fallo de primer grado, permanecen inalterados.
Tercero: Ordenar a la accionante que pague al demandado las «costas procesales de la segunda instancia», debiéndose incluir en la respectiva liquidación, la suma de $14’000.000.
Cuarto: En el trámite del recurso de casación no hay lugar a imponer «condena en costas».
Quinto: Devolver el expediente a la Corporación judicial de origen.
Cópiese y notifíquese


JESÚS VALL DE RUTÉN RUIZ
MARGARITA CABELLO BLANCO


RUTH MARINA DÍAZ RUEDA


FERNANDO GIRALDO GUTIÉRREZ


ARIEL SALAZAR RAMÍREZ


LUIS ARMANDO TOLOSA VILLABONA

1 Se elimina lo subrayado en el texto original.

2 Se elimina lo subrayado en el texto original.

3 Se elimina lo subrayado en el texto original.

1   2   3


База данных защищена авторским правом ©shkola.of.by 2016
звярнуцца да адміністрацыі

    Галоўная старонка