Diario concursal premium




старонка17/22
Дата канвертавання24.04.2016
Памер1.38 Mb.
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22

● Concursal. Art. 96 LC. Consecuencias de la falta de impugnación de la lista de acreedores. Aunque el art. 92.1 LC niega que los créditos que resultan de la documentación del deudor y los que para su determinación se ha hecho precisa la actividad inspectora de una administración pública tengan la consideración de subordinados, incluso cuando sean objeto de comunicación tardía, el art. 96.3 LC obliga a que la disconformidad con la clasificación hecha por la administración concursal se haga patente mediante la impugnación en plazo de la lista de acreedores.

13.Sentencia A.P. Guipúzcoa (s. 2ª) de 5 de mayo de 2014. (25/09/2014)


Sentencia de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa (s. 2ª) de 5 de mayo de 2014 (Dª. ANE MAITE LOYOLA IRIONDO).



PRIMERO.- La Tesorería General de la Seguridad Social formula recurso de apelación contra el auto de fecha 4 de diciembre de 2013 dictado por el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de esta capital en solicitud de que se revoque dicha resolución y en su lugar se dicte otra por la cual se estimen en su integridad los pedimentos contenidos en el escrito de demanda, reconociendo un crédito subordinado a la TGSS por importe de 71.473,79 euros y ordenando a la Administración Concursal la corrección del informe definitivo para la inclusión en el mismo del citado crédito y cuantía.

Como motivo de su recurso alega error en la valoración de la prueba llevada a cabo por el juzgador de instancia y asimismo alega infracción por aplicación indebida del artículo 96 de la LECO en relación con el artículo 97 de dicho texto legal.

Se indica por la parte recurrente que presentado con fecha 14 de mayo de 2013 el certificado de la deuda que a dicha fecha podía cuantificarse y señalando que existían créditos contingentes en cuantía sujeta a revisión, una vez que por parte de la Administración Concursal se emitió informe provisional en el que se le reconocía como crédito contingente la suma de 746.349 euros sin especificar, con la remisión en fecha 9 de agosto de un certificado definitivo de deuda en el que se recogía como crédito subordinado a su favor la suma de 71.473,79 euros dicho crédito debió ser admitido en la cuantía referida por la Administración concursal en su informe definitivo no obstante lo cual fue rechazado (reconociendo como crédito subordinado la suma de 62.296,04 euros) indicándose como causa del rechazo "nulidad de providencias de apremio posteriores a la declaración de concurso".

La parte recurrente discrepa del criterio acogido por el Juzgador de instancia,al aceptar la tésis defendida por la Administración Concursal,cuando declara que "no consta que este crédito (en clara alusión al crédito contingente que se corresponde a recargos devengados por deudas concursales del mes de abril y hasta la fecha de la declaración del concurso) fuera reconocido en la lista de acreedores anexa al informe provisional,alegando en apoyo de su tésis que al folio 68 del informe provisional la Administración Concursal admitió un crédito contingente global para todos los acreedores por importe de 746.349,47 euros.

En definitiva,la parte apelante defiende que no era necesario impugnar un crédito contingente no cuantificado, cuando la Administración Concursal había reconocido créditos contingentes globales por importe conjunto,y por otra parte considera que no resulta necesario seguir con el trámite de impugnación de créditos previsto en el artículo 96 de la L.C . cuando en el informe emitido por el Administrador Concursal se ha reconocido ya la existencia del crédito contingente.

Pues bien,una vez examinadas las actuaciones, no obstante las alegaciones que se realizan por la parte recurrente a la hora de justificar la tésis de la inclusión del crédito correspondiente a recargos devengados por deudas concursales del mes de abril y hasta la fecha de declaración del concurso (a pesar de tratarse de una cuestión sumamente controvertida y de soluciones diversas)debemos considerar que el crédito invocado por la TGSS en la presente apelación, no quedó reconocido en el informe provisional y por lo tanto como señala el juzgador de instancia debió ser motivo de impugnación en tiempo y forma oportunos.

La declaración del concurso se llevó a cabo en virtud de auto de fecha 9 de mayo de 2013.

Consta en las actuaciones que en virtud de escrito de fecha 28 de mayo de 2013 por parte de Tesorería General de la Seguridad Social se emitió certificado de deuda correspondiente a la empresa 2000 Transmisiones Europa, S.A., declarada en concurso de acreedores, con la mención de que las cantidades contenidas en la certificación reflejaban la deuda hasta marzo de 2013 y sin "perjuicio de posteriores modificaciones como consecuencia de comprobaciones ulteriores",y añadía "deberá calificarse como crédito contingente sin cuantía los siguientes créditos: el generado por dicha empresa a partir del mes de abril de 2013 y hasta la fecha de declaración del concurso y todo aquel que resulte de actuaciones de comprobación de la inspección en período concursal".

En dicha certificación se declaraba la deuda pendiente de 353.410 euros y en el anexo a la certificación de deudas correspondiente al concurso de la mercantil 2000 Transmisiones Europa, S.A. se consignaba como cuantía de los créditos subordinados la de 62.296,04 euros.

En dicho escrito se consignaba que las cantidades contenidas en la certificación de deuda reflejaban la misma hasta marzo de 2013 y solicitaban que fuera reconocido como crédito contingente el generado por dicha empresa desde el mes de abril de 2013 y hasta mayo de 2013, al margen de que pudiera suceder que "generara deuda contra la masa" y en todo caso la deuda pendiente a dicha fecha se cifraba en 353.410 euros.

En dicha certificación no se hacía consideración alguna y de manera individualizada a la concretas partidas que dan lugar al crédito litigioso (folio 13 de las actuaciones),recargos devengados por deudas concursales desde el mes de abril y hasta la fecha de la declaración del concurso, y tampoco s e hizo indicación alguna relativa al carácter contingente del credito que motiva el presente recurso. A la hora de relacionar los créditos concursales y en relación con los créditos subordinados no se describió en forma alguna aquellos que motivan el presente incidente relativos a recargos devengados por deudas concursales desde el mes de abril y hasta la fecha de declaración del concurso.

La Administración concursal emitió informe con fecha 2 de julio de 2013 reconociendo diversos créditos de la TGSS hasta un importe total de 399.020 sin que pueda estimarse la inclusión en el mismo de las partidas litigiosas. Es más nada hace pensar que dicha partida fuera reconocida por la Administración Concursal.

Consta al folio 15 de las actuaciones el escrito remitido por parte de TGSS a la administración concursal con fecha 9 d agosto de 2013 en el que se incrementaba el importe de la deuda pendiente hasta alcanzar la suma de 408.477,01 constatando que en la descripción de la partida correspondiente a créditos subordinados se había producido un incremento hasta alcanzar la suma de 71.473,01 euros.

Elaborada la certificación definitiva de deuda por parte de la Adminsitración concursal se constata que en la misma se reconocían los créditos de la TGSS con desglose de la calificación y cuantía de los mismos siendos admitidos definitivamente y en idénticos términos que en el informe provisional los créditos subordinados acogiendo la cantidad señalada por TGSS en la propuesta de clasificación de créditos inicial por importe de 62.296,04 en lugar de 71.473,79 posteriormente reclamado,con exclusión de los recargos del mes de abril de 2013 y los días del mes de mayo anteriores al concurso

De la lectura de los documentos que figuran unidos a los autos a los folios (doc 3 y 4 de la contestación) se comprueba que la TGSS inició procedimiento de apremio ante la falta de pago de las cuotas correspondientes a los meses de abril y mayo siendo así que las providencias de apremio en las que se aplica el correspondiente recargo por un importe total de 9.177 euros que es lo que ahora constituye motivo de impugnación se desprende que las mismas fueron dictadas con fecha 24 de julio de 2013 (folio 48) y 27 de agosto de 2013 (folio 52) y en consecuencia con posterioridad a la declaración del concurso.

No se desprende que el crédito contingente por el concepto y cuantía que ahora se postula hubiera sido admitido por la Administración Concursal en ningún momento. Como señala la resolución apelada" no consta que este crédito fuera reconocido en la lista de acreedores anexa al informe provisional "y también que" el crédito contingente se comunicó antes de la presentación del informe provisional, y por tanto antes del plazo establecido en el artículo 96 bis".

A pesar de que por parte de TGSS a la hora de hacer valer dicho crédito contingente sin cuantía se hacía mención al tenor del artículo 86.2 de la L.C . (inclusión en la lista de acreedores de los créditos que hayan sido reconocidos por certificación administrativa) de lo actuado no se desprende que el mismo tuviera reconocimiento alguno por parte de la Administración Concursal.

Precisamente por ello,y en virtud de lo dispuesto en el artículo 96 de la L.C . debió formularse la pertinente impugnación refiriéndola a la inclusión y el reconocimiento del crédito controvertido independientemente de su cuantificación en los términos descritos en el artículo 96.5.

Y en modo alguno resulta de aplicación la previsión contenida en el artículo 96 bis de la Ley Concursal cuando el citado precepto contempla un supuesto de hecho radicalmente distinto al que ahora nos ocupa por cuanto que no se trataba de un crédito "nuevo".

Como se indica en la resolución apelada, con independencia del trato que debe darse a los recargos devengados después de declarado el concurso respecto de cuotas anteriores, no ha quedado de manifiesto que la falta de inclusión de dicho crédito fuera objeto de impugnación en el momento procesal adecuado cuando en todo caso, independientemente de la cuantificación del crédito era preciso que con carácter previo se reconociera la vigencia del mismo. Por ello convenimos con el juzgador de instancia cuando declara que "el crédito no fue reconocido en el informe provisional y en consecuencia debió ser impugnado en dicho momento (artículo 96)".

Pues bien, consecuencia obligada de lo expuesto será la aplicación del criterio contenido en la resolución impugnada que no es otro que el resultante de la aplicación al presente supuesto de lo dispuesto en el artículo 97 de la L.C .

Todo cuanto ha sido expuesto deberá llevar a la desestimación del recurso confirméndose en su integridad el contenido de la resolución apelada.


1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22


База данных защищена авторским правом ©shkola.of.by 2016
звярнуцца да адміністрацыі

    Галоўная старонка