Cumulonimbo / Cumulonimbus ( abreviado como Cb)




Дата канвертавання18.04.2016
Памер24.84 Kb.
Cumulonimbo / Cumulonimbus

( abreviado como Cb)
Descrita con ese nombre por Weilbach en 1881 en su obra “Nordeuropas Sky-former " (Copenhagen, 1881), desgajándose así de la amplia familia de los cúmulos.
DEFINICIÓN

La OMM la describe como una nube amazacotada y densa, con un desarrollo vertical considerable, en forma de montaña o de enormes torres. Parte, al menos, de su cima es normalmente lisa, fibrosa o estriada, y casi siempre aplastada; esta parte se extiende a menudo en forma de un yunque o de un vasto penacho. Por debajo de la base, a menudo muy oscura, de esta nube aparecen con frecuencia nubes bajas desgarradas, unidas o no con ella, y precipitaciones, a veces en forma de virga.


ESPECIES

Cumulonimbus calvus (Cb cal)

Esta especie, al igual que la siguiente (Cb cap), fue introducida en la Reunión de París de la Comisión Internacional para el Estudio de las Nubes (CEN) allá por 1926.

El Cumulonimbus calvus consiste en un Cumulonimbus cuyos brotes de su parte superior son más o menos confusos y achatados, y tienen la apariencia de una masa blanquecina sin contornos bien definidos. No se ven partes fibrosas o estriadas. El Cumulonimbus calvus habitualmente libera precipitación en forma de chaparrones cuando llega al suelo.

Cumulonimbus capillatus (Cb cap)

Cumulonimbus caracterizado por una porción superior que tiene partes cirriformes de estructura claramente fibrosa o estriada, frecuentemente en forma de yunque (en ese caso se le añade la calificación de incus), una pluma o una cabellera (del adjetivo “capillatus” latino) vasta más o menos desordenada. En masas de aire muy frío la estructura fibrosa, muy a menudo, se extiende virtualmente a la nube en toda su extensión.

El Cumulonimbus capillatus está habitualmente acompañado por un chaparrón o por una tormenta eléctrica, a menudo con turbonadas y a veces con hielo, frecuentemente produce virgas muy nítidas.
VARIEDADES

El Cumulonimbus no presenta variedades.

RASGOS SUPLEMENTARIOS Y NUBES ACCESORIAS

Pueden estar asociados con Cumulonimbus una o más de los siguientes rasgos suplementarios y nubes accesorias:



  • Praecipitatio , es decir, con precipitación visible.

  • Virga , en latín “rama” puesto que su aspecto es como de ramas o varas que caen. Por similitud visual metafórica se asimila al concepto de “virgen” por su aspecto de cabellera larga.

  • pannus, en latín “paño”, pues efectivamente se asemeja a un paño que cuelga de la nube madre

  • incus, en latín significaba “yunque” ya que tiene una parte superior que se ensancha progresivamente con la altura pero cuyo tope es plano.

  • Mamma o mammatus (las mamma son observadas en la base de la nube o, más frecuentemente, en la superficie inferior de la porción del yunque que se proyecta), palabra procedente del latín donde significaba “pechos”.

  • pileus, en latín quería decir “sombrero” o “gorro” que se adaptaba al cráneo, posiblemente de lana. El pileus del cumulonimbus se adapta exactamente como un sombrero a su parte superior, y de hecho a veces este velo que se adapta a la cima del cumulonimbus es con frecuencia atravesado por la pujanza de nuestra nube.

  • velum, en latín significaba “velo” , porque es como un velo semitrasparente que envuelve a la parte superior del cumulonimbus .

  • Arcus, en latín era “arco” o “bóveda” y con esta palabra designamos a una base del cumulonimbus con forma curva y muy bien dibujada; en ocasiones esa forma es una distorsión óptica debido a la gran longitud del frente de la tormenta.

  • tuba (raramente), en latín “trompeta” o “trompa” que desciende de la base del cumulonimbus pero que no tiene la velocidad de giro de un tornado ni su tamaño, de hecho no llega a tocar el suelo.

Estos rasgos y nubes accesorias podemos observarlos en las distintas fotografías que presentamos.

NUBES DESDE LAS CUALES SE PUEDE FORMAR EL CUMULONIMBUS
El Cumulonimbus se desarrolla a veces desde el Altocumulus castellanus o el Stratocumulus castellanus (Cumulonimbus altocumulogenitus, Cumulonimbus stratocumulogenitus); en el primer caso, la base del Cumulonimbus está inusualmente alta. El Cumulonimbus también se puede formar como resultado de la transformación y desarrollo de una porción de Altostratus o Nimbostratus (Cumulonimbus altostratogenitus y Cumulonimbus nimbostratogenitus). En la mayoría de los casos precedentes, la transformadón en Cumulonimbus pasa a través de la etapa del Cumulus congestus.

Más comúnmente, el Cumulonimbus evoluciona desde Cumulus congestus, el cual se formó de manera normal. (Cumulonimbus cumulogenitus, Cumulonimbus cumulomutatins),

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE CUMULONIMBUS Y NUBES SIMILARES DE OTROS GÉNEROS

Cuando el Cumulonimbus cubre una gran extensión del cielo, puede ser confundido fácilmente con el Nimbostratus, especialmente cuando la identificación está basada solamente en la apariencia de la superficie inferior. En este caso, el carácter de la precipitación puede ayudar a distinguir el

Cumulonimbus del Nimbostratus. Por convención, si la precipitación es del tipo chaparrón, o si está acompañada por relámpagos, truenos o granizo, la nube es Cumulonimbus.

Ciertas nubes Cumulonimbus aparecen casi idénticas a las nubes Cumulus congestus. La nube debiera ser llamada Cumulonimbus siempre que como mínimo una parte de su zona superior pierda la nitidez de sus contornos o presente una textura fibrosa o estriada. Si no es posible decidir, tomando como base los criterios anteriores, si una nube es Cumulonimbus o Cumulus, por convención debiera ser llamada Cumulonimbus si está acompañada de relámpagos, truenos o granizo.


CONSTITUCIÓN FÍSICA DEL CUMULONIMBUS

El Cumulonimbus está compuesto de gotitas de agua y, especialmente en su porción superior, de cristales de hielo. También contiene gotas de lluvia grandes y a menudo, copos de nieve, hielo granulado o granizo. Las gotitas de agua y las gotas de lluvia pueden estar sustancialmente sobreenfriadas. El granizo que encontramos en un Cumulonimbus se encuentra en una situación inestable debido a las corrientes de aire ascendentes y descendentes, como veremos en el apartado dedicado a “Otros hidrometeoros”. Estas corrientes internas en el cumulonimbus pueden hacer que el granizo crezca hasta volúmenes considerables como veremos.

La génesis del cumulonimbus es compleja y deben darse al tiempo una serie de factores que determinen ese crecimiento rápido tan típico de esta nube y esa altura tan elevada que la convierte para muchos en la reina de las nubes. En el capítulo dedicado a “Tormentas convectivas” nos ocuparemos de esas condiciones en las que puede desarrollarse un cumulonimbus.

NOTAS EXPLICATIVAS


Las condiciones bajo las cuales se producen las nubes Cumulonimbus son similares a aquéllas que resultan favorables para el desarrollo de Cumulus congestus . La transformación de un Cumulus congestus en un Cumulonimbus es debida a la formación de partículas de hielo en su parte superior, la cual pierde en consecuencia, como mínimo en algunos sitios, la nitidez de sus contornos o adquiere, al menos parcialmente, una textura fibrosa o estriada.

Las nubes Cumulonimbus pueden aparecer como nubes aisladas o en la forma de una línea continua de nubes que asemejan una pared muy extensa.

En ciertos casos, la porción superior de las nubes Cumulonimbus puede estar unida con Altostratus o Nimbostratus. El Cumulonimbus también se puede desarrollar dentro de la masa general de un Altostratus o Nimbostratus.
Las nubes accesorias bajas rasgadas (pannus) se desarrollan a menudo debajo del Cumulonimbus; estas nubes están primero separadas de otras, pero pueden más tarde mezclarse y formar una capa continua en contacto parcial o total con la base del Cumulonimbus.

El Cumulonimbus puede ser descrito como una "fabrica de nubes"; puede producir parches o láminas más o menos gruesas de Cirrus spissatus, Altocumulus, Altostratus o Stratocumulus por extensión de sus partes superiores y por disipación de sus partes subyacentes. La extensión de la parte más alta a menudo conduce a la formación de un yunque; si el viento se incrementa fuertemente con la altitud, la cima de la nube se disemina en la dirección del viento, asumiendo la forma de un medio yunque, o en algunos casos de una vasta pluma.

El Cumulonimbus es raro en regiones polares donde alcanza topes no muy altos (entre 6.000 y 8.000 metros de altura debido al nivel de la tropopausa en esas zonas) y mucho más frecuente en regiones templadas y tropicales, donde puede llegar a los 18.000 metros, e incluso superar esa altura.

Como se verá en el apartado dedicado específicamente a los fenómenos tormentosos, estas grandes nubes pueden encontrarse dentro de diferentes estructuras convectivas como la tormenta unicelular, la multicelular, la supercélula (más conocida por su abreviatura inglesa SP) , la línea de turbonada y el sistema convectivo de mesoescala (también conocido por su abreviatura SMC).

Como muy bien dice J. María Jansà “Las dimensiones horizontal y vertical de los Cb son tan importantes que la forma característica del conjunto de la nube no es visible mas que cuando se observa desde una distancia suficientemente grande” , y en ese sentido, y teniendo en cuenta su altura y su extensión, para ver un Cb en todo su esplendor podemos en ciertos casos necesitar una distancia de hasta 80 kms

TIPO DE TIEMPO EN EL QUE SE ENMARCA


A grandes rasgos, podemos decir que esta nube se suele dar en tiempo inestable, con grandes cambios y contrastes. Su momento más frecuente en nuestras latitudes medias es el verano; en efecto, en tiempo de canícula, con grandes calores y bajo determinadas condiciones que veremos en el capítulo dedicado a las tormentas, estas nubes se desarrollan con mucha rapidez y del calor sofocante e insoportable pasamos a rachas de vientos importantes, descenso brusco de la temperatura a su paso, chaparrones, aparato eléctrico y granizadas, y todo ello en pocos minutos.

Sin embargo podemos ver esta nube en otras estaciones. En primavera es frecuente encontrarla en la parte delantera de los frentes, allá donde dos masas de aire de distinta temperatura y humedad confluyen, en estos casos su desplazamiento suele ser más rápido que en los cumulonimbus de verano que son algo más estáticos. En otoño encontramos con frecuencia el cumulonimbus en zonas cercanas a grandes extensiones de agua recalentada durante todo el verano, y esta circunstancia constituye el combustible del cual se nutre el cumulonimbus, que en esta época puede llegar a estructurarse en grandes sistemas convectivos muy eficientes en precipitación.



¿Y en invierno? . En invierno podemos ver a la reina de las nubes en un estado menos explosivo y grandioso, con unos topes más bajos y con una estructura en general menos desarrollada; se trata de frentes procedentes de altas latitudes en cuyo interior podemos encontrar pequeñas células convectivas de corta vida y con menor y mas disperso aparato eléctrico.


База данных защищена авторским правом ©shkola.of.by 2016
звярнуцца да адміністрацыі

    Галоўная старонка