Coleoptera Linnaeus, 1758 Subórdenes




Дата канвертавання26.04.2016
Памер119.34 Kb.
Orden:Coleoptera Linnaeus, 1758

Subórdenes

  • Adephaga

  • Archostemata

  • Myxophaga

  • Polyphaga

Familias de Coleoptera por orden alfabético:
A
Acanthocnemidae, Aderidae, Agyrtidae, Alexiidae, Amphizoidae, Anobiidae, Anthicidae, Anthribidae, Archeocrypticidae, Artematopodidae, Attelabidae,

B
Belohinidae, Belidae, Biphyllidae, Boganiidae, Boridae, Bostrichidae, Bothrideridae, Brachypsectridae, Brachypteridae, Brentidae, Buprestidae, Byrhidae, Byturidae,

C
Callirhipidae, Cantharidae, Carabidae, Caridae, Cavognathidae, Cerambycidae, Ceratocanthidae, Cerophytidae, Cerylonidae, Chelonariidae, Chaetosomatidae, Chalcodryidae, Chrysomelidae, Ciidae, Clambidae, Cleridae, Cneoglossidae, Coccinellidae, Colydiidae, Corylophidae, Crowniellidae, Cryptophagidae, Cucujidae, Cupedidae, Curculionidae,

D
Dascillidae, Decliniidae, Derondontidae, Dermestidae, Discolomatidae, Diphyllostomatidae, Drilidae, Dryopidae, Dytiscidae,

E
Elateridae, Elmidae, Endecatomidae, Endomychidae, Erotylidae, Eucinetidae, Eucnemidae, Eulichadidae,

G
Geotrupidae, Glaphyridae, Glaresidae, Gyrinidae,

H
Haliplidae, Helotidae, Heteroceridae, Histeridae, Hobartiidae, Hybosoridae, Hydraenidae, Hydrophilidae, Hydroscaphidae, Hygrobiidae,

I
Ithyceridae,

J
Jacobsoniidae,

L
Laemophloeidae, Lamingtoniidae, Lampyridae, Languriidae, Latridiidae, Leiodidae, Lepiceridae, Limnichidae, Lucanidae, Lutrochidae, Lycidae, Lymexylidae,

M
Megalopodidae, Melandryidae, Meloidae, Melyridae, Micromalthidae, Microsporidae, Monommatidae, Monotomidae, Mordellidae, Mycetophagidae, Mycteridae,

N
Nemonychidae, Nitidulidae, Nosodendridae, Noteridae,

O
Ochodaeidae, Oedemeridae, Omalisidae, Omethidae, Ommatidae, Orsodacnidae,

P
Passalidae, Passandridae, Perimylopidae, Phalacridae, Phengodidae, Phloestichidae, Phloiophilidae, Phycosecidae, Plastoceridae, Podabrocephalidae, Pleocomidae, Prionoceridae, Propalticidae, Prostomidae, Protocucujidae, Psephenidae, Pterogeniidae, Ptiliidae, Ptilodactylidae, Pythidae, Pyrochroidae,

R
Rhinorhipidae, Rhipiceridae, Rhipiphoridae, Rhysodidae,

S
Salpingidae, Scarabaeidae, Scirtidae, Scraptiidae, Scydmaenidae, Silphidae, Silvanidae, Smicripidae, Sphaeritidae, Sphindidae, Synchroidae, Staphylinidae, Stenotrachelidae, Synteliidae,

T
Telegeusidae, Tenebrionidae, Tetraomidae, Throscidae, Torridincolidae, Trachelostenidae, Trachypachidae, Trictenotomidae, Trogidae, Trogossitidae,

U
Ulodidae,

Z
Zopheridae

http://axxon.com.ar/mus/glos/g-coleoptera.htm

Insectos de Argentina y el Mundo

Coleoptera. Glosario. Clasificación. Familias. Fotos GALERIA

NICHOS TRÓFICOS :

Antófagos: se alimentan de flores, como Oxythyrea funesta (Cetoniinae).

Carpófagos, o frugívoros: se alimentan de frutos, como Cetonia o Potosia (Cetoniinae).



Coprófagos: se alimentan de deyecciones, como muchos Geotrupidae, Scarabaeinae o Aphodiinae.

Depredadores: cazan y se alimentan de otros animales (insectos, lombrices, caracoles, babosas), como la mayoría de Adephaga, Coccinellidae, Histeridae, Staphylinidae, etc.

Espermófagos: se alimentan de semillas, como los Bruchidae.

Filófagos: se alimentan de hojas, como la mayoría de Chrysomelidae. En esta categoría se incluyen temibles plagas para la agricultura.

Micófagos, o fungívoros: se alimentan de hongos, como los Mycetophagidae o Ciidae.



Necrófagos: se alimentan de cadáveres, como los Silphidae.

Polinífagos, o polinívoros: se alimentan de polen, como muchos Oedemeridae y bastantes Cerambycidae.



Rizófagos: se alimentan de raíces.

Saprófagos: se alimentan de materia vegetal en descomposición.

Xilófagos: se alimentan de madera, como las larvas de Anobiidae, Cerambycidae o Scolytidae.

C

oleópteros coprófagos


U

na pareja de Scarabaeus laticollis rodando una bola de excrementos.

Larvas del escarabajo de la patata devorando una hoja.







Un cupépido, una de les familias más primitivas de coleópteros.


E

udicella gralli
, una verdadera joya de la naturaleza.

.



  • Subord. Adephaga. Grupo relativamente grande (unas 40.000 especies); destacan las familias Carabidae (terrestres) y Dytiscidae (acuáticos).

  • Subord. Archostemata. Grupo antiguo y relicto con unas 50 especies conocidas.

  • Subord. Myxophaga. Pequeño grupo de diminutos coleópteros acuáticos.

  • Subord. Polyphaga. En este suborden se incluyen la mayoría de los coleópteros actuales (más de 300.000 especies). Está subdividido en los siguientes infraórdenes (entre paréntesis las principales familias):

    • Infraord. Bostrichiformia (Anobiidae, Bostrichidae, Dermestidae)

    • Infraord. Cucujiformia (Cerambycidae, Chrysomelidae, Cleridae, Coccinellidae, Curculionidae, Meloidae, Melyridae, Nitidulidae, Oedemeridae, Tenebrionidae)

    • Infraord. Elateriformia (Buprestidae, Cantharidae, Elateridae, Lampyridae, Lycidae)

    • Infraord. Scarabaeiformia (Geotrupidae, Lucanidae, Scarabaeidae)

    • Infraord. Staphyliniformia (Histeridae, Hydrophilidae, Leiodidae, Silphidae, Staphylinidae)

Diversidad


Las 350.000 especies de coleópteros descritas muestran, como es lógico, un enorme abanico de morfologías y adaptaciones; se enumeran a continuación algunas de las casi 200 familias de coleópteros.

C

hrysochroa fulgidissima
.

Bupréstidos

La familia de los bupréstidos incluye casi 13.000 especies.[8] Son fitófagos, tanto en estado adulto como larvario y en algunos casos pueden ser plagas para la agricultura. Muchas especies están brillantemente coloreadas siendo verdaderas joyas para los coleccionistas, a lo que alude su nombre inglés (jewel beetles); los adultos se alimentan sobre todo de corteza tierna, hojas o polen. Las hembras depositan los huevos en las grietas de la corteza, los tallos de plantas bajas, en el cuello de las raíces o sobre las hojas; algunas especies hacen la puesta en el suelo; en la mayoría de ocasiones eligen árboles o vegetación muerta, enferma o debilitada por el ataque de otros insectos, incendios, etc., con lo que contribuyen al saneamiento de los bosques. No obstante, algunas especies atacan plantas sanas y producen graves destrozos en los cultivos.


C

arabus auratus
.

Carábidos

Los carábidos incluyen entre 20.000 y 30.000 especies; algunas alcanzan los 60 mm de longitud. Muchas especies son de colores oscuros, aunque también son frecuentes las coloraciones con brillo metálico (verde, dorado, cobrizo, bronceado). Tanto las larvas como los adultos son típicos habitantes del suelo y mayoritariamente depredadores que buscan activamente sus presas (lombrices, caracoles, babosas, insectos; constituyen un importante eslabón en las cadenas tróficas de todos los ecosistemas, regulando las poblaciones de otros invertebrados. Como mecanismo defensivo segregan sustancias repugnatorias malolientes o irritantes y algunos emiten sonidos con un aparato estridulador. Muchas especies son nocturnas, pero algunos, como los cicindélidos ("escarabajos tigre") son activos cazadores diurnos.


X

estobium rufovillosum
.Carcomas

Los anóbidos y los bostríquidos son conocidos vulgarmente como carcomas, ya que las larvas se desarrollan en madera muerta, tanto natural como trabajada y, en este caso, pueden producir graves destrozos en vigas, artesonados, retablos, muebles, e incluso en libros. Son de pequeño tamaño, no sobrepasando casi nunca el centímetro de longitud. Los adultos son buenos voladores y se dispersan en busca de lugares propicios para la puesta; las hembras depositan los huevos en los resquicios de la madera. Xestobium rufovillosum es conocido popularmente como es "escarabajo del reloj de la muerte" ya mientras excava galerías en la madera produce un golpeteo audible al oído humano.[9]



Anoplophora malasiaca.

Cerambícidos

L

os cerambícidos son una gran familia de coleópteros, con unas 25.000 especies; se conocen como escarabajos longicornios ya que están provistos de llamativas antenas, casi siempre más largas que el cuerpo. Las larvas son xilófagas, perforando troncos y madera puesta en obra, por lo que pueden causar serios daños; por ejemplo, el capricornio doméstico, Hylotrupes bajulus, es considerado una plaga dentro de las casas y apartamentos. A menudo presentan llamativos colores. El más grande es el raro escarabajo titán de la Amazonia, Titanus giganteus, de 17 cm de largo. Los adultos comen polen, savia, brotes tiernos y a veces, no se alimentan. Son muy apreciados por los coleccionistas por los vistosos colores y gran tamaño de algunas de sus especies.







Escarabajo de la patata.

Crisomélidos

Los crisomélidos son otra gran familia de coleópteros, con más de 35.000 especies; muchas son redondeadas y convexas, con colores brillantes a base de líneas o manchas, lo que hace que se confundan con mariquitas. Tanto los adultos como las larvas se alimentan de todo tipo de tejidos vegetales y algunos son temibles plagas de gran importancia económica, como el escarabajo de la patata, Xanthogaleruca luteola (olmos), Chrysomela populi (chopos), Crioceris asparagi (espérragos), Agelastica alni (alisos), etc., así como los miembros de la subfamilia Bruchinae, que devoran semillas de todo tipo y causan grandes estragos en productos almacenados.


D

itíscidos
Los ditíscidos son una familia de coleópteros acuáticos, con unas 5.000 especies,[10] algunas de hasta 45 mm de longitud. Son buenos nadadores, con un cuerpo hidrodinámico y unas patas posteriores aplanadas con largos pelos natatorios que usan para remar; son también buenos voladores. Tanto las larvas como los adultos son carnívoros, cazando activamente animales acuáticos como lombrices, insectos, e incluso renacuajos y peces pequeños, o carroñeros. Deben respirar oxígeno atmosférico para lo que toman aire con el extremo del abdomen y lo almacenan bajo sus élitros.

L

a combinación de amarillo y negro advierte que Mylabris variabilis es tóxico.

Edeméridos y meloidos

Los edeméridos y meloidos son dos familias estrechamente emparentadas que reúnen unas 4.000 especies de coleópteros blandos y vivamente coloreados; el motivo es la presencia de cantaridina en sus fluidos corporales, una sustancia muy tóxica que los protege contra los depredadores; los colores brillantes son una advertencia de su toxicidad (aposematismo). Las lavas de los edeméridos viven en troncos o tallos, mientras que las de los meloidos son parásitas de abejas y saltamontes. Los adultos viven sobre las flores o entre la vegetación y unos pocos son ápteros y viven en el suelo. La cantárida (Lytta vesicatoria) se usó en medicina hasta principios del siglo XX como vesicante, principalmente para el tratamiento de ulceraciones de la piel, aplicando emplastos que supuestamente ayudaban a eliminar sus líquidos perniciosos; produce priapismo y por ello fue el afrodisíaco de referencia hasta el siglo XVII, cuando cayó en desuso dado el número de envenenamientos mortales.



Selatosomus aeneus.

Elatéridos

L



a familia de los elatéridos incluye unas 7.000 especies. Tienen un curioso mecanismo en la zona ventral del tórax, que, a modo de resorte, se dispara emitiendo un "clic" característico que lanza al insecto por el aire escapando así de sus depredadores. Son típicamente nocturnos y fitófagos. Las larvas de unas pocas especies, llamadas gusanos alambre, pueden ser plagas serias del maíz y de otras gramíneas; pueden vivir dos o tres años en el suelo, comiendo de raíces de plantas, causando graves daños a los cultivos. Algunas especies, como los tucu-tucus son bioluminiscentes.

Escarabajos peloteros.

Escarabeidos

Los escarabeidos son otra de las grandes familias coleópteros con casi 30.000 especies, algunas de las cuales pueden alcanzar los 18 cm de longitud y se cuentan entre los insectos actuales más voluminosos, como el escarabajo Goliat y el escarabajo hércules. Presentan una enorme diversidad, tanto en aspecto como en modos de vida, coprófagos, como los escarabajos peloteros, madera en descomposición, como los escarabajos rinoceronte, flores u hojas, como el Mayate, etc. Los cetónidos y rutélidos son muy apreciados por los coleccionistas, dada su gran belleza.



O

ntholestes tessellatus


Estafilínidos

Los estafilínidos son la familia más amplia de coleópteros (y del reino animal), con unas 50.000 especies (casi tantas como vertebrados). La mayoría tienen el cuerpo alargado y blando; los élitros están acortados, dejando al descubierto parte del abdomen; las alas están bien desarrolladas y son buenos voladores. Ocupan una gran diversidad de hábitats: hojarasca, turba, hongos, corteza de árboles, carroña, madrigueras de mamíferos, nidos de aves y de insectos sociales (hormigas, termitas, etc.), cuevas, vegetación, flores, etc. La mayoría son carnívoros o carroñeros, pero también hay especies saprófagas y fitófagas (polen, algas, etc.). Muchos segregan sustancias malolientes e irritantes para repeler a sus enemigos. Tienen un papel clave en los ecosistemas, tanto como presas, como depredadores de otros invertebrados (escolítidos, larvas de dípteros, caracoles, etc.)



Gorgojos



Plaga de las coníferas y



Hylobius abietis, un picudo o gorgojo

L



os gorgojos se agrupan en la superfamilia Curculionoidea que incluye más de 60.000 especies distribuidas en 14 familias, entre las que destacan los curculiónidos y los apiónidos. Su característica más destacada es su cabeza muy alargada, formando un pico en el extremo del cual se abre la boca. No sólo es uno de los grupos más importantes de coleópteros por su número, sino también por su importancia económica. Son mayoritariamente fitófagos estrictos, alimentándose de tallos, hojas, raíces, frutos, etc., de casi cualquier tipo de plantas; con frecuencia son bastante específicos en cuanto a la planta hospedera. Muchas especies, que son plagas serias de plantas agrícolas, forestales u ornamentales, o de alimentos almacenados, tienen nombres comunes muy conocidos (tetuán del boniato, gorgojo del algodón, picudo del ágave, picudo rojo, minadores, etc.)

H

istéridos

La familia de los histéridos incluye casi 4.000 especies de pequeño o mediano tamaño. Tienen el cuerpo corto y compacto, con tegumento muy duro. Tanto las larvas como los adultos son depredadores de larvas de otros insectos, a las que con frecuencia buscan en la carroña o el estiércol, en los que excavan con sus fuertes patas. Diversas especies están asociadas a árboles muertos y otros materiales vegetales en descomposición; otras viven como comensales en hormigueros. Los adultos, cuando son molestados, entran en un estado de rigidez replegando fuertemente las patas contra en cuerpo.





L

ucanus cervus
.

Lucánidos

Los lucánidos o ciervos volantes son una de las familias más espectaculares de coleópteros; incluye unas 1.000 especies, algunas de las cuales pueden alcanzar los 90 mm de longitud. Los machos poseen, en muchos casos, unas mandíbulas muy desarrolladas que utilizan en sus luchas por las hembras y en el apareamiento. Viven preferentemente en bosques de planifolios y se alimentan de savia, yemas u hojas de los árboles. Las hembras depositan los huevos en troncos viejos, tocones, etc., donde se desarrollan la larvas. Algunas especies, como Lucanus cervus tardan cinco o más años en alcanzar el estado adulto. Los lucánidos son muy apreciados por los coleccionistas, y existe un comercio internacional, no siempre legal, con algunas especies especialmente grandes o vistosas.




hembra de Lampyris noctiluca.



Luciérnagas

Los lampíridos o luciérnagas, de las que se conocen más de 2.000 especies, son coleópteros capaces de emitir luz.[11] Mientras los machos alcanzan un desarrollo completo y pueden volar, las hembras conservan un aspecto larvario, con élitros reducidos a escamas. Las hembras se iluminan para atraer a los machos que vuelan por encima; generan pulsos de luz mediante un órgano especial situado en la parte inferior del abdomen, en intervalos de 6 a 8 segundos; cada especie emiten la luz con esquemas definidos de variación en los intervalos y el número de destellos. Las larva se alimentan de pequeños caracoles y babosas.



C

occinella septempunctata
.

Mariquitas

Los coccinélidos, conocidos vulgarmente como mariquitas, son una familia compuesta por unas 4.500 especies, que no suelen sobrepasar los 10 mm de longitud; tienen el cuerpo redondeado y convexo y presentan coloraciones vistosas, generalmente manchas negras sobre fondo rojo o amarillo; estos colores advierten de su desagradable sabor a sus depredadores (pájaros sobre todo). Las larvas, muy móviles, viven sobre la vegetación donde devoran pulgones, cochinillas y otros insectos dañinos lo que ayuda a regular las poblaciones de estas plagas; los adultos también son depredadores de insectos plaga. Por tales motivos, los coccinélidos se usan en el control biológico, que consiste en la eliminación de insectos que causan plagas por la acción de sus enemigos naturales.




N

icrophorus vespillo
.

Sílfidos

Los sílfidos incluyen unas 300 especies, la mayoría de las cuales se alimentan de carroña y son conocidos como "escarabajos enterradores". Tanto las larvas como los adultos viven mayoritariamente en cadáveres de animales, aunque hay especies asociadas a vegetales en descomposición y excrementos, y otras son depredadoras. Los nicroforinos poseen un complejo comportamiento alimentario, ya que entierran pequeños cadáveres y moldean con ellos una bola de alimento para sus futuras larvas; la hembra deposita unos pocos huevos en una galería que excava en las cercanías y va alimentando periódicamente sus larvas con el contenido del cadáver enterrado.



S

omaticus aeneus
.

Tenebriónidos

Los tenebriónidos son otra gran familia de coleópteros, con unas 20.000 especies; su tamaño oscila entre 1 y 80 mm. La mayoría son de colores oscuros y muchos poseen glándulas defensivas que producen secreciones repugnatorias de carácter defensivo. Son principalmente detritívoros y viven mayoritariamente en el suelo, pero algunos son florícolas y se alimentan de polen. Existen diversos géneros mirmecófilos (viven asociados con hormigas);[12] diversas especies son antropófilas y frecuentan lugares habitados; algunos son corticíciolas (viven bajo cortezas de árboles) y otras viven sobre hongos. Los tenebriónidos son muy diversos en hábitats esteparios y desérticos estando perfectamente adaptados a la falta de agua; poseen una cutícula muy gruesa y durante el día se refugian bajo piedras o se entierran en la arena para evitar la desecación; son un eslabón clave en la cadena trófica de estos ecosistemas, ya que son la base de la alimentación de numerosos reptiles y aves.



Especímenes: Coleoptera Scarabaeidae


Chrysophora chrysochlora


Chrysophora chrysochlora


Chrysophora chrysochlora


Pelidnota unicolor


Pelidnota unicolor





Pelidnota kirbyi


Pelidnota kirbyi


Pelidnota pulcherinus


Pelidnota pulcherinus


Pelidnota pulcherinus





Phileurus dydimus


Phileurus dydimus


Coelosis bicornis


Coelosis bicornis





Golofa pelagon


Golofa pelagon


Cetoniinae


Strategus surinamensis


Strategus surinamensis

Lucanidae


Chiasognathus
latrellei


Chiasognathus
mongilloni


Chiasognathus
mongilloni


Chiasognathus
mongilloni


Chiasognathus
mongilloni





Chiasognathus
schoenemanni


Apterodorcus
bacchus


Lucanidae s/d
 


Odontolabis
wallastoni


Prosopocoilus
zebra

Reproducción y desarrollo








Larva de mariquita




Larva de Tenebrio molitor

Pupa de Rhynchophorus ferrugineus



Coleóptero polinífago






Emergencia de Trichodes apiarius



Referencias

  1. Comunidad Virtual de Entomología - ¿Cuántos insectos existen en la península Ibérica?

  2. a b Lawrence, J. F & Britton, E. B. Australian Beetles. Melbourne University Press, Melbourne, 192 pp. ISBN 0-522-84519-3

  3. a b c d Paulian, R. 1988. Biologie des Coléoptères. Éditions Lechevalier, Paris, 719 pp. ISBN 2-7205-0523-4

  4. Inquirer.net, Beetles infest coconuts in Manila, 26 provinces

  5. Ribera, I., 1999. Evuloción, filogenia y clasificación de los Coleoptera (Arthropoda: Hexapoda). Bol. S.E.A., 26: 435-458. ISSN 1134-6094

  6. Lawrence, J. F. & Newton, A. F., Jr. 1995. Families and subfamilies of Coleoptera (with selectes genera, notes, refernces and data on family-group names). In: Pakaluk y Slipinski (Eds.). Biology, phylogeny and classification of Coleoptera: Papers celebrating the 80th birthday of Roy A. Crowson. Muzeum i Instytut Zoologii PAN, Warszawa. Pp. 779-1006. ISBN 83-85192-34-4.

  7. Vanin, S.A. & Ide, S. 2002. Classificaçao comentada de Coleoptera. Monografías del Tercer Milenio, SEA, 2: 193-205. ISBN 84-922495-8-7

  8. Verdugo, A. 2005. Fauna de Buprestidae de la Península Ibérica y Baleares. Argania editio, Barcelona, 350 pp. ISBN 84-931847-9-9

  9. Español, F. 1992 Coleoptera: Anobiidae. Fauna Ibérica, vol. 2. Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC, Madrid, 195 pp.

  10. Zahradník, J., 1990. Guía de los Coleópteros de España y de Europa. Omega, Barcelona, 570 pp. ISBN 84-282-0781-X

  11. Branham, M. A., and J. W. Wenzel (2003). The origin of photic behavior and the evolution of sexual communication in fireflies (Coleoptera: Lampyridae). Cladistics 19: 1-22.

  12. Viñolas, A. & Cartagena, M. C., 2005. Fauna de Tenebrionidae de la Península Ibérica y Baleares. Argania editio, Barcelona, 428 pp. ISBN 84-934400-0-0

  • Arnett, R. H., Jr. & Thomas, M. C., 2001-2002. American Beetles. CRC Press. Vol. 1 (2001): ISBN 0-8493-1925-0. Vol. 2 (2002): ISBN 0-8493-0954-9.

  • Beckmann, P. Living Jewels: The Natural Design of Beetles. ISBN 3-7913-2528-0

  • Crowson, R. A. 1981. The Biology of the Coleoptera. Academic press, London- N.Y.-Toronto-Sydney-San Francisco, 802 pp.

  • Grimaldi, D. & Engel, M. S. Evolution of the Insects. ISBN 0-521-82149-5


База данных защищена авторским правом ©shkola.of.by 2016
звярнуцца да адміністрацыі

    Галоўная старонка